¿Como sé si estoy preparado para una terapia cognitivo conductual? 

Antes de iniciar una terapia cognitivo conductual debería preguntarse, ¿Estoy dispuesto a invertir tiempo y esfuerzo en solucionar este problema? ¿Qué me gustaría mejorar? ¿Qué cosas querría que fueran distintas al final de la terapia? Antes de decidirse a consultar, quizás le interese echar un vistazo a los motivos más frecuentes para no iniciar una terapia cognitivo conductual o para abandonarla en la sección "Para médicos".

Si está decidido a empezar una terapia cognitivo conductual, piense en qué síntomas le hacen sufrir y le gustaría eliminar. Si es necesario, no olvide plantearse también aquellos cambios concretos que querría alcanzar en su entorno laboral, en casa, en las relaciones con los demás, los cambios de hábitos que le gustaría promover o las habilidades que le gustaría aprender.

Al principio de la terapia, su terapeuta cognitivo conductual le ayudará a elaborar una lista con los objetivos que puede trabajar por si mismo y aquellos que le gustaría abordar durante la terapia.

Compartir

UA-45581417-1